¿CÓMO PASÓ?

“VAS A SER PADRE!” - No fue así como se lo dije, cuando me puse delante de él mientras terminaba su cena, me quede de piedra, no sabía como iba a reaccionar, aunque luego descubrí que él ya sabía antes que yo, (lo intuía) que estaba embarazada. Creo que se me empezaron a rayar los ojos y me dijo algo cómo “¿qué te pasa?”. y seguidamente me dijo: “ Estas embarazada”. Humberto lo intuía porque llevaba según el semanas “rara”, un carácter raro, comía más y peor de lo normal, y estaba algo más susceptible de lo habitual. Todo sumado a que en “ese día” celebrando su cumpleaños, no habíamos sido muy cuidadosos. Ya me entiendes.

Humberto nunca había querido ser padre, las circunstancias personales y sentimentales de su vida nunca se habían dado para que ese deseo floreciera. Y en nuestra relación tampoco floreció de sopetón, fue un sentimiento paulatino, lento, que creo que sin enterarse se le fue metiendo dentro.

En mi caso fue todo lo contrario. Yo he querido ser madre siempre. Creo en la familia, y creo en el núcleo que se crea con una persona que no es de tu sangre. Creo en el AMOR, para mí es el sentimiento más puro y fuerte del universo, y creo en las energía entre dos personas. Crear vida es algo mágico, pero crear vida con una persona de la que te has enamorado hasta los huesos, es indescriptible. En ese punto me encuentro yo ahora.

Los días empezaron a pasar, y llegaron las felicitaciones de nuestra familia, de nuestro círculo cercano, y creo que es ahí cuando empiezas a “enterarte” de lo que está pasando.

Yo estoy teniendo un embarazo de película, quitando alguna bajada de tensión, y algún dolor de cabeza. Eso ayuda a que a veces me olvide que estoy embarazada y que siga con mi vida tal cual. Como soy yo, planeando cosas, sin parar la mente e intentando que el ritmo no decaiga. Pero con una felicidad interna, que como ya he dicho alguna vez,que es inquebrantable. Cuido mis hábitos pero no estoy nada obsesionada con el tema, me gusta llevar mi embarazo con naturalidad y des cubriéndolo yo sola. Es una experiencia que siento muy mía, y que aunque los consejos siempre son bienvenidos, porque hay que ser agradecida de tener gente que te quiere y te quiere bien, procuro tenerlos en cuenta pero sin dejar de vivir esto por mí misma. Aunque esto no es nuevo, siempre he sido así en todo en la vida.

Luego llegó anunciarlo en redes sociales. Fue increíble. Creo que mi buzón de mensajes privados se disparó, no se si más de 500 mensajes recibí en 48 horas… una auténtica pasada que solo hace que me siga sintiendo afortunada de estar donde estoy, de ser quien soy y de llevar mi vida como la llevo.

Ese equilibrio que siento ahora, no se si será por el bebé, pero aseguro que si algo tengo claro, es que ahora más que nunca estoy dónde tengo y con quien tengo que estar.

Foto de @saragabephoto / Estilismo de @danalbericiostyling

MATERNITYMilena Rodher